Susana Oliveros – Centro de acopio

Nos relacionamos casi exclusivamente con las superficies de todo, con lo que pareciera cubrir aquello que no logramos saborear completamente. El krispy es la costra atractiva que asegura que lo que se encuentra adentro es deleitable, porque nos atrae lo comestible solo cuando evidentemente lo es. En el resto de los casos preferimos lo liso y lo pulcro: la depilación total y los electrodomésticos planos. Por eso me gustan los objetos mentirosos. El mármol que parece cookies&cream, el puré de papa que se hace pasar por helado en fotos publicitarias. Los sofás musculosos y brillantes como fisicoculturistas que se echan una especie de betún cuando compiten y las peinillas que imitan el mármol. Centro de acopio reúne cosas que he acumulado, seleccionado y comprado desde hace un año, cosas que luego uno, pego y recubro.