Sin título (retratos de muchedumbre)

Miguel Escobar 

Vídeoinstalación interactiva
2017

«La obra nace de un documento fotográfico relacionado con la campaña presidencial de Jorge Eliécer Gaitán. En el documento la protagonista es la masa de personas que miran a la cámara. Después de ejercicios plásticos con el archivo digital del documento, a través de software de Computer Vision se extrajeron las caras que lo componen dejando ver un modo de entender la identidad desde la fotografía, poniendo en relieve una fricción entre el retrato fotográfico y la fotografía de muchedumbres. Éste problema plástico se tradujo a la relación entre unidades de la imagen y la imagen completa, o los pixeles y el jpg. La obra confunde unidades de la muchedumbre con unidades de la imagen dificultando la visibilidad de los retratos individuales, enfrentando al espectador a una imagen fantasmagórica en la que solo resaltan los rasgos comunes de los individuos.» – Miguel Escobar.

El 2018 en Colombia es un año de cambio de gobierno. Cada 4 años los colombianos nos vemos enfrentados a esta simulación que, por lo general, coincide con el mundial de futbol. Nuestro clima político es pasional y está dividido, y dicha división se manifiesta en aglomeraciones ideológicas que hoy en día tienen su plaza en las redes sociales y eventualmente en las calles de la ciudad. La manifestación ha cambiado de escenario y, para bien o para mal, el espacio virtual se está constituyendo como un lugar de luchas sociales; aunque, siguen ocurriendo protestas y movilizaciones urbanas y continúa la simulación del cambio de gobierno…

En Sin título 2 (de la serie Retratos de muchedumbre) Miguel Escobar desagrupa la gente que estaba agrupada en una fotografía durante la campaña presidencial de Jorge Eliécer Gaitán entre 1946 y 1948. Paradójicamente, una vez desprendidos de la masa los individuos pierden su rasgo principal que es el de estar en la muchedumbre y no recuperan nunca sus rasgos particulares; son personas sin masa y sin detalle, meros fantasmas (en palabras del artista).

La perspectiva muda (o plana) de esta obra tiene como punto de partida la búsqueda sin resultados de una persona particular. Miguel Escobar busca en las imágenes la prueba de ciertas mitologías familiares que han resultado masivas y parece nunca encontrar una demostración. Para ello hace uso de herramientas digitales como OpenCV, un software de visión artificial que facilita el reconocimiento de personas y que es el mismo de las cámaras digitales y redes sociales que identifica los rostros e incluso los sigue cuando hay movimiento.

Si bien, podemos volver a pensar en el internet como nueva plaza de luchas sociales, es evidente que los Retratos de muchedumbre de Escobar plantean una reflexión sobre las características de identidad representadas bajo una dinámica de pixelación y resolución. La identificación aquí experimentada no es la de la Identidad y el espacio descompuesto en presencias (digitales) podría no ser nunca igual de poderoso como una masa de gente gritando en una plaza.

Breyner Huertas