conspiradores del placer

2019

Queremos poner unas bombas, unas bombas de goce contra el sentido. Cansados de explicarnos, aburridos de estar conformes, hastiados de pensar que la forma del mundo es la forma del poder que nos oprime, decimos basta y encendemos la mecha. Tenemos cuerpos que se agitan, nos sobran palabras delirantes, contamos con la falta permanente, con el hambre que no se satisface.

Queremos invitarles a que den voz a esa disposición subjetiva, al deseo de ese deseo insatisfecho de explotar, que, parafraseando a Deleuze, no se confunde con un carácter nacional o personal y nos conduce lejos de nuestro país, bajo las ruinas de nuestro yo devastado. Queremos que explotemos juntos, para reacomodar las esquirlas, para ver lo que hay detrás de los agujeros.

 

 

En la enunciación de nuestra frustración permanente se oculta el placer, ese de querer acabar este mundo sin respetar el lento proceso de su decadencia, el placer de volvernos indios, como ese de Kafka que se queda sin plumas, que refunde la lanza, que pierde las riendas y que cabalga, no ya el caballo sino el cabalgar en sí, con las ganas puras de ser un piel roja.

Y ya puestos allí, sin esa ilusión, hechos jirones y partículas, ¿dónde está el placer, si es que está? ¿Dónde nuestros tristes placeres de la masturbación, dónde el goce taciturno de la pulsión? ¿Dónde la posibilidad de estar juntos para demoler las fuerzas que constituyen este falso “nosotros” que nos fue impuesto de antemano? Vamos a buscarlo, en pos de un espacio de indefinición, de una permanente brecha en la que esa fuerza minoritaria dentro de cada uno brilla y se enciende, haciéndonos otros. Vamos a echar por el suelo ese deseo que hemos convertido en defensa, vamos a hacer que el goce se levante. ¡Vamos por el placer, inalcanzable e irreductible!

ponentes